Posteado por: buenaventuras | enero 23, 2017

TOKYO GODFATHERS (2003)

e055013b9e5b0e9fe2465cd3e6b6d5fe

A mí me gusta mucho Satoshi Kon,  la complejidad que hace tan realistas a sus personajes, los colores de su animación, su narrativa, así que esta película – pese a ser considerada una de sus obras menores- me gustó muchísimo.

La historia es básicamente el cuento de navidad de  tres indigentes bastante peculiares: Hana, una drag queen retirada y muy cristiana; Gin, un alcohólico jugador empedernido que perdió a su familia; Miyuki una adolescente que escapó de casa por un incidente con el padre. Ellos encuentran a una bebé de días de nacida que ha sido abandonada en un basural, la llaman Kiyoko y acá inicia la aventura que significará el viaje interno de cada uno de los personajes hasta que se reconcilian consigo mismos y con sus pasados.

Hana quiere quedarse con la bebé y cumplir su sueño de maternidad, contrariamente, Gin y Miyuki quieren entregarla a las autoridades para que éstas se hagan cargo. En determinado momento llegan al acuerdo de buscar a la madre y preguntarle por qué había abandonado a la niña y con esa respuesta definir qué hacer con ella.

El director hace de la historia algo cercano, entrañable y con algo de drama pero nunca cae en el sentimentalismo, para esto se vale de la ironía y de un humor casi negro que son las constantes que acompañan a un excelente guión cuyos giros argumentales son sobresalientes y van desencadenando situaciones inesperadas una y otra vez manteniendo el ritmo en la historia.

Una de las cosas que de entrada llama la atención es el contexto social de la historia que describe un Tokyo bastante distinto a la idea que se pueda tener de una sociedad tan prácticamente perfecta y de “primer mundo” como es la japonesa. Pobreza, abandono, mafia, vicios, hambre, robos, violencia, alcoholismo. En esta historia los indigentes, inmigrantes, homosexuales son los héroes.  Estos héroes imperfectos, y por ello, hermosos, tienen una historia detrás de su situación actual,  y el bebé que encuentran –con su magia- es el hilo que une todas esas historias y subtramas que se van desarrollando.

Otra de las cosas que me llamó la atención es la fuerte presencia de la religión cristiana  en la historia en un espacio geográfico eminentemente budista o sintoísta , la magia de los milagros  se fusiona narrativamente con el Haiku -como género literario- utilizado para otorgar perdurabilidad a esos momentos mágicos.

Es una peli totalmente aconsejable, sobre todo para los fans del animé. Creo yo que el trabajo de Satoshi Kon  es de lejos uno de los mejores en el género, y su escasa obra (truncada por una temprana muerte), es prueba irrefutable de ello. Quienes vieron trabajos posteriores como Paprika (2006) su último largometraje o anteriores como Millenium Actress (2001) saben que no es exageración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: