Posteado por: buenaventuras | enero 29, 2007

Después de las 5 *

susana weingast La había visto como 3 ó 4 veces, no en días seguidos, ni días de fiesta. Sus visitas no tenían un patrón, ninguno que no fuese el elemento sorpresa.

Cargaba invariablemente una mirada mustia y  pedía siempre lo mismo: Un té y miel, si tuviera por favor.

La respuesta era siempre la misma: No tenemos miel.

A lo que ella respondía casi autómata: Una pena, no importa.

Una tarde el cielo se caía a baldadas, ella entró mojada desde el pelo hasta el alma. La mirada no la llevaba, ni mustia ni nada.

– Lo de siempre?- le dije, ella ni siquiera me miró,  hizo un gesto de aceptación y siguió ahí como si buscara algo en el aire.

– Conseguimos la miel- le dije, esperando al menos una sonrisa de aceptación  aunque no supiese que fui yo quien la compró, para ella.

Pero ella, la misma ella, respondió sin siquiera mover la cabeza

– Hoy no. No es necesaria.

Su voz quebrada me conmovió y le dije: Lo que sea, si es capaz de robarle la mirada, no es bueno.

La mesa se transformó en una enorme burbuja. Ella giró la cabeza, levantó el rostro, y así, con los ojos aún perdidos respondió

– Pasa que a veces nadie te roba nada, sos vos el que salís a la calle con las manos llenas. Entonces, el asalto es la respuesta más natural a semejante tentación. El problema, es que a ese acto no se le puede llamar ni “entrega” ni “hurto”, no es en esencia, ni lo uno ni lo otro.

– Ah no?

– No

– Entonces qué es?

– No lo sé; pero duele.

 

* A Lau, se lo debía de hace mucho tiempo. Para que siempre guardemos la mirada limpia y la sonrisa franca. 


Responses

  1. bello, simplemente bello… (me siento despojada :D)

  2. Verito

    Y ya ha pasado tanto desde esas 3 o 4 veces, no? y como crecimos y aprendimos tanto y juntas…o acompañadas j7

    Gracias por estar ahi siempre, en el momento justo.

    Por cierto…gracias por ese helado de granizado, hace tanto ya que me devolvio la sonrisa.

    Te quiero

  3. ahhh, q pinche mania de algunos de ir con las manos llenas…. y weno, uno va aprendiendo, aunque tarda y cuesta, y recaes y behh… mal momento.

  4. Gina:
    te acordás de la vez que revisamos juntas otro texto, e igua fue de despojo, esa vez de las dos?, extraño esos tiempos. Te mando un beso.

    Lau:
    que lindo… si, me acuerdo del helado, claro que emacuerdo, y las pipocas, y el esperarte en esas gradas de aquella iglesia.. y calmarte aunque sea por un momento… yo también te quiero.

    SS:
    paso a paso… así va la vida

  5. yo tb. te extraño mucho, a vos y a los buenos tiempos donde cualquier papelito/libro/canción…etc. era motivo de inspiradora charla… un beso enorme

  6. revuelvo a comentar… xq ese final no puedo quitarmelo de la cabeza che… sigue dando vueltas.

  7. Puede llamarse incondicionalidad, puede…

    Ese sentimiento me da vueltas el corazón, ojalá vueltas completas.

  8. SS y Vero Vero:
    Pasa, no?.. eso de dar vueltas.. y es una cosa que no marea… es lo peor.

  9. […] Fuente: https://buenaventuras.wordpress.com/2007/01/29/despues-de-las-5/ […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: