Posteado por: buenaventuras | marzo 8, 2006

Gajes del Oficio

Yo soñé con aviones, y estos no se mataban entre sí (como en la canción de Silvio), hacían piruetas en el cielo, y mientras los miraba pensaba en el sueño reincidente que tengo en el que veo un avión estrellarse. Psicoanalizaba mi sueño, en un sueño. Una cosa rara. Me desperté con el recuerdo de que había escuchado el despertador hacía un rato. Y sí!! Era tardísimo…

Salimos de rajada. Marijo llegó tarde al colegio, ya no había ningún niño en los pasillos, a penas le di un beso y le dije: chau! , me voy ya, que llego tarde al trabajo. Caminé cinco pasos y recordé que con el cambio de horario en la oficina, me atrasaría 20 minutos para ir a buscarla al terminar las clases. Así es que volví a la puerta y entonces veo a mi pequeña, a mi tierno retoño, con la mochilita rodante, a pasito parsimonioso y muy tranquila, caminando en dirección al parque!. No, ella no tiene la pierna derecha más larga que la otra para haberse desviado hacia la izquierda. No, ella es simétricamente normal.

– Niña!- grito y ella frena en seco.
– Dónde vas?…

Lentamente va girando la cabeza y me mira, empieza a dibujar una sonrisa en la que deja a la vista los dientes.

– Dónde vas?- volví a preguntarle (bueno, admito que más que preguntar lo que hice fue increpar)
– Tu curso es hacia allá- le dije indicándole la dirección contraria a la que ella tomó.

Empezó a girar en U mirándome y luego caminó con la misma parsimonia, y la mochilita con ruedas, arrastrándola, ahora sí por el “buen” camino.

Habría avanzado unos dos metros cuando viró la cabeza, miró al parque, suspiró y siguió camino al curso.

Bueno, realmente ella había decidido ir al parque y no al curso. Pensé que tal vez la clase no le gustaba, bueno, supuse que algo podía estar mal; y no me importó que ya estuviéramos las dos con 15 minutos de retraso.

– Hijita!..- la llamé y me acerqué a ella.
– Por qué no querés ir a tu curso?- le dije suavecito en el oído
– Es muy aburrido- me contestó ella frunciendo la boquita
– Aburrido?
– Si… eso de las letras.. no es emocionante
– Emocionante??- le pregunté con sorpresa- y qué es emocionante?
– Jugar Pato, Pato Ganso- me contestó estimulada.
– Pero hijita, en el colegio no se juega Pato, Pato, Ganso- le dije intentando confortarla.
– Sí…se juega! En Educación Física jugamos Pato, Pato, Ganso.- me respondió animada.
– Pero bueno, la vida no es sólo jugar- intenté profundizar
– Sí ….es- me respondió muy convencida
– No, no es…- continué yo, en mi rol de Madre
– Pero yo soy chiquita, los niños juegan- me dijo..

No supe qué responder, y sólo se me ocurrió decirle: mañana te toca Educación Física. Hoy, tenés Lenguaje y Matemáticas, bueno??
Ella frunció los labios y siguió su camino hacia el curso.

Yo caminé al trabajo pensando que tal vez hice mal al ponerla al colegio tan pequeña, quizá debería continuar en el Jardín de niños. Tiene 5 años, puede hacer muchas cosas, hasta sumar mentalmente; pero Jugar es el TOP 1 en su vida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: