Posteado por: buenaventuras | diciembre 13, 2005

Obstinación

Finalmente el Lirio del Valle de Balzac, no ha logrado conseguir mi lealtad, le soy infiel cada que puedo… esta vez lo dejé por Hesse, me conquistó… es más obstinado… y sus escritos autobiográficos resultan ser más seductores… y leerlos con Bussiki de fondo es…. mmm… incomprensiblemente sugestivo .. (por si acaso Bussiki no tiene nada que ver con música clásica.. es esa samba brasilera suavecita (no la carioca)… jeje)
Lo que quería era compartirles algo de género epistolar. Una carta que H. Hesse le escribió a sus padres cuando tenía 15 años, por la época en que éstos lo mandaron a un Instituto en Stetten, luego de que se hubiese fugado del Seminario en Melbourne.

Stetten (30 de agosto, 1892)

Estimados padres:

Aunque había decido no escribir, tengo que pedir algunas cosas. No sería necesario si hubiese tenido al menos un poco de tiempo para hacer las maletas. Si es necesario ya pagaré más adelante los 25 Pf. de franqueo.
Llegué a Stetten; vivo aquí peor que antes, pero no me he quejado de nadie, únicamente he maldecido en silencio a Dios y al mundo. Sin embargo me resultaría extremadamente deseable recibir por lo menos los dos o tres cuadernos vacíos que están en “mi” cuarto de estudio, en el estante y Neblina y Matthison. En el viejo pupitre (en el cuarto de estudio) hay una carpeta negra con forma de cuaderno, además un cuadernito azul. Os lo pido, porque es propiedad adquirida por mi y querida como recuerdo de tiempos mejores. Quitarme esos poemitas equivaldría a robo y yo consideraría mi falta como saldada. Entonces sería “libre” y pronto no se me vería en Stetten.
¡Pero esto es cosa vuestra! Pienso que se me hará este pequeño favor y que quizá se me adjunten uno o dos de mis tomos de Schiller.
Seguramente tengo pocas probabilidades de ir a parar a otro sitio. En fin, en todo caso me habéis perdido de vista, y esto basta.

Respetuosamente,

H.Hesse, nihilista (¡ja, ja!)

N.B. En general me siento terriblemente ridículo. Cuando contemplo el pasado próximo, tengo que reirme cordialmente de todo, también de mi, especialmente cuando pienso en la causa de todo. Si me escribís que estoy loco o que soy un débil mental, os lo creeré por daros gusto y- me reiré el doble.
P.S. Aunque no me gusta meterme en asuntos falsos, os ruego, y no es en interés mío, que no enseñéis estas líneas al abuelo. Para qué se va a disgustar el anciano por culpa de un estúpido muchacho.
Por favor, no saludéis a nadie de mi parte,
y vosotros…
estad seguros del más entrañable amor de vuestro XY.
Magnífico. Así hay que terminar las cartas. Y las gentes despotricando contra los mentirosos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: