Posteado por: buenaventuras | junio 20, 2005

La fábula de la lechuza

Él  decía que tenía una pierna más corta que la otra y yo le decía que nada que ver; pero él insistía diciendo que por eso le dolía la espalda. No teníamos la costumbre de discutir, así que me imagino que aún  sigue creyendo lo suyo, porque yo sigo pensando que nada que ver.

A él no le gustaba la poesía, para mi era una forma de vida… cuando salía al aire, a la mesa, al pasto el tema de algún verso, él sonreía y me decía: ya sabés lo que pienso de la poesía…; y lo decía con una dulzura tan poderosa que yo sólo sonreía y  cambiaba de tema… Ya lo dije antes, no teníamos la costumbre de discutir. Sólo tuvimos dos discusiones en todo el transcurrir de nuestra historia:  la primera ( que marcó el inicio)  y la última (que marcó el final).

Hacía  un recuento la otra noche de todos mis textos, con la idea de ordenarlos al fin…  Todos los teóricos y conocedores de la creación literaria,  coinciden en afirmar que  en cada escrito  sea ficción o realidad, sea poesía o narrativa…  el autor recrea instantes de su vida, frases escuchadas, palabras dichas, regalos recibidos, en fin… momentos vividos…    Yo no soy la excepción, pero me sorprendió  verificar que en TODAS las producciones hay algo de él…  recreado, en distintos personajes… o sentimientos reciclados… frases tal cuales fueron dichas, escenas tal cuales fueron vividas… y mientras escribo esto ahora me pregunto… será esto una especie de prueba de que realmente fue esta la historia  que más marcó mi vida?

Cuando le hablaba  el otro día a mi amiga  Libertad sobre el tema de que la vida es un cuaderno lleno de hojas en blanco… le decía que ahora yo estoy en mi momento azul y que hasta cuaderno nuevo tengo…  Mi historia con él transcurrió en el Momento del Sol. Muchos de los que me conocen, no saben nada de esto, o saben muy poco… Después de todo, de esto hace mucho tiempo ya.

Teníamos gustos raros, hábitos que tiraban más a ser manías…  él decía que no le gustaba la poesía pero todas sus percepciones eran poéticas… todas sus imágenes mentales eran poesía pura… y cuando yo le decía eso, me respondía: no hablemos de eso… ya sabés  que para vos puede ser así, pero para mi es distinto…
Bueno, les decía que teníamos gustos raros y hábitos que tiraban más a ser manías…  y nuestro acercamiento fue fruto de ello: según cuenta él,… le gustaba ver como yo jugaba con mi pelo,  y que eso le llamó la atención… que como se sentaba atrás, cada que yo  me removía el pelo salía un olor que le encantaba… será el champú le decía yo, y el me respondía que no… que a veces  sí, pero otras veces olía diferente… eso le hizo tomar atención, especial atención… hasta que una noche luego de 12 horas seguidas de edición de un reportaje televisivo que era el trabajo final  de una materia en
la U, y de rogar prórroga de media hora porque el editor no llegaba… pusimos el video y no tenía audio, no tenía audio!!! No se escuchaba nada!!! Ni una palabra del guión….  y yo en mi desesperación rompí en llanto …  Te veías hermosa llorando, me dijo unos meses después, cuando ya estábamos en nuestra historia…
Él tenía la manía oculta de mirar los pies de las personas;  y yo, de mirar las manos… Él solía tener ataques de nervios que lo paralizaban y no podía ni levantarse de la cama, yo por mi parte tenía comportamientos ciclotímicos en los que no podía salir de mi cuarto. Le gustaba jugar con los insectos…  no por nada se ganó alguna vez el sobrenombre de “cucarrón”;  y a veces me llamaba para contarme imágenes poéticas…  imágenes para foto decía él, “estoy trotando en la plaza de mi barrio, esto está lleno de luciérnagas… no sabés qué increíble.. escribílo”, me decía…  y yo le respondía sacále una foto y me la mostrás…

Yo a veces lo llamaba  para describirle esas imágenes para foto … momentos poéticos, les llamaba yo “ estoy sentada en el muelle de una cabaña en Laguna azul…  el reflejo de la luna en el agua es increíble.. los árboles tiemblan dibujados… no sabés lo bello que es esto.. cómo no estás aquí para sacarle una foto”, le decía y él me respondía.. escribílo y después me lo mostrás… Finalmente, aunque él siga en desacuerdo con la idea… creo que los dos a nuestro modo hacíamos lo mismo: Poesía.

Él me escondía chocolates en el cuaderno, yo le tiraba chicles dietéticos  por el aire en el curso. Era gordito… lo era hasta  que la dieta de Atkins… lo hizo diferente. Una pena. Pero esa es otra historia.

Hombre más sensual que él, no he conocido. Era sensual hasta cuando ponía los cubiertos en la mesa…  Manos como las suyas, jamás. Hacía unas pipocas increíbles.  Yo le escribí muchos versos, él me hizo una canción. Él me regaló la canción en nuestra primera discusión. Yo le tiré el cuaderno con los versos, en la última.

“Con el corazón abierto / con el alma en las manos / con los ojos desnudos / te lleno el mundo de color”, decía el coro de la canción…, y alguna vez dijo: “si me cerrás la puerta, te la abro a patadas”…  yo no sé si él cree que la poesía no existe, yo pienso que  todo él era una metáfora poética.

A mi me gustaba como pestañeba, lo hacia tres veces seguidas, y sus ojitos parecían los de una lechucita…

Sólo tenés que pensar en mi para que  aparezca… como un genio…, me decía…. Y era real, cuando todo terminó… habían días en que yo pensaba profundamente en él.. y entonces  de una u otra manera…. Entraba en un lugar cualquiera… y él estaba ahí.

Mientras escribía este texto -porque hoy se me dio por recordar historias-  el teléfono sonó. Era él,  “ te cambio dos CD´s de Silvio, por dos minutos de olerte”, me dijo.

Siempre nos pasaron cosas extrañas…, a la gente rara le suele suceder. Peor después del Tsunami.

 

Cuál creen ustedes que  es la moraleja de esta fábula?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: